Nicaragua: Tierra de Lagos y Volcanes

¡Creo que este podría ser una de las zonas más exóticas de Centroamérica!

Años atrás tuve mis dudas de invertir dinero y viajar aquí al lado para conocer Nicaragua, aún siendo un destino que los costarricenses suelen visitar en transporte terrestre porque realmente se encuentra súper cerca, sin embargo; siempre pensé “¿Nicaragua?, no puede ser muy diferente de lo que es Costa Rica. Al final de cuentas estamos en la misma zona, ¿no?”.

Pues como siempre, todos buscamos una forma de cambiar la rutina, hacer algo nuevo, aprender algo nuevo o simplemente ver algo nuevo. Y es que para un viajero, EL DESTINO ES LO MENOS IMPORTANTE, SIEMPRE Y CUANDO VAYAS A UN LUGAR NUEVO. No importa si me dicen de ir a visitar un río cerca de casa por el que siempre he pasado y nunca preste atención, no importa si se trata de ir a caminar a la montaña que ves siempre a la distancia o si se trata de hacer un viaje como el que hice a Nicaragua por la simple razón de que no conocía Nicaragua jaja. Entonces le dije a May, un amigo, que si quería conocer Nicaragua y él con su personalidad aventurera, no hizo ni preguntas sobre fechas, presupuesto o forma de viajar, simplemente se abrió a la experiencia y dijo sí. Resultado de todo esto: COMPLETAMENTE ENAMORADA DE NICARAGUA (leáse con mucho entusiasmo, dando brincosy a gritos jaja).

¿Qué tiene Nicaragua para que me guste tanto? Es exótica, es natural y es completamente libre de grandes condóminos al lado de la playa, grandes centros comerciales promoviendo el consumo y todo lo que ves es terrenos verdes, lagos enormes, volcanes de todos los tamaños, cielos celestes y nubes perfectas.

Volcanes Momotombo y Momotombito

Viajar desde Centroamérica es bastante fácil. Varias compañías de buses ofrecen el servicio a varios países de Centroamérica por precios bastante cómodos. Por ejemplo, desde Costa Rica a Nicaragua puedes tomar un bus por menos de $30 y en unas horas estarás ahí.  Yo lo hice en bus, y no parece ser tan incómodo cuando sabes que en unas horas ya llegas.

Al llegar al destino tienes una obligación. No importa donde estés o la hora que sea, busca una Toña jaja. Toña es la cerveza típica de Nicaragua con más de 80 años en su producción y parece que fue estrictamente creada para poder soportar el calor que hace en un día de verano allí. Así que no lo olvides, pide una Toña y te das por bienvenido al país.

Una Toña en San Juan del Sur

Si alguien me pregunta, cuál ciudad de Nicaragua me gustó más; dudo que mi respuesta sea otra porque siempre será Granada. Granada fue una de las primeras ciudades con estilo europeo en el continente americano, así que puedes encontrarte muchísimas edificaciones con ese estilo colonial que te hace sentir en aquellos tiempos. Llena de estrechas calles con adoquines, toda la arquitectura pintada de colores tropicales: amarillo, verde, naranja; y volantas con caballos que te permiten visitar los puntos más importantes de la ciudad. ¿Acaso no suena como si no estuviéramos en el 2014? Pues sí, todo un viaje al pasado.

Catedral de Granada

Ya estando en Granada, visitamos la Catedral de Granada, las vistas de los volcanes Momotombo y Momotombito (uno parece el hijo del otro jaja), pero las isletas fue la visita que más me sorprendió. Se tratan de más de 360 pequeñas islas juntas que las puedes recorrer en lancha, donde viven familias en su propia isla y su única forma de salir de ellas es por medio de las lanchas.

Seguimos nuestro recorrido por Nicaragua y visitamos Managua, León, Masaya y San Juan del Sur. Y me podría dar año nuevo aquí contándoles la cantidad de paisajes naturales que tienen estas zonas, así que les comentaré de los sitios que considero que no se pueden dejar de visitar en este país:

El Mirador de Catarina se encuentra cerca de Masaya con vistas a la Laguna de Apoyo. Desde esta colina también se puede observar parte del Lago de Nicaragua y el Volcán Mombacho. Creo que pocas vistas reúnen tanta majestuosidad como esta.

Mirador de Catarina

Siguiendo con el viaje, conocer los mercados de las zonas a las que viajas, siempre parece ser una forma de incluirte en la forma de vida de las personas del lugar. Así que decidimos ignorar las sugerencias de los que ya conocían Masaya y decían que es recomendable solamente visitar el mercado de artesanías dirigido al turismo y no ir al mercado popular donde podíamos ser robados o agredidos (la gente a veces es muy exagerada en cuanto a la seguridad, aventura es aventura), entonces caminamos unas cuantas cuadras y llegamos al famoso mercado. Un sitio grande pero con pasillos demasiado estrechos para tantas personas allí dentro, con techos de plástico en partes, todo apretado y sucio en otras partes… Todo parecía tal y cómo nos habían advertido, pero comenzamos a caminar entre los pasillos y ¿adivinen qué? Le prestas atención a las cosas que venden y sus precios y son simplemente ridículamente baratos jaja Artesanías, ropa, zapatos, bolsos; todo en cuero tratado. Así que si algún costarricense está leyendo esto, dejen de comprar el cuero a precios exagerados en Tiquicia, ¡¡¡viajen a Masaya!!! 😀

Guapote en Granada 😀

Para finalizar con el recorrido, comer algo de la zona y disfrutar de la vista, no está nada mal para finalizar una visita a Nicaragua. Pedir un Guapote y comerlo a la vista de San Juan del Sur suena bastante bien. Y no piensen mal, no es un joven grande y guapo, se trata de un pescado jaja.

Y bueno, ¡ya me dieron ganas de viajar de nuevo! Vamos, ¡Nicaragua espera nuestra visita!

By | 2017-05-10T06:59:53+00:00 junio 28th, 2014|América, Nicaragua|0 Comments

About the Author:

Licenciada en Mercadeo y apasionada de los Viajes. Backpacker incansable y amante de Costa Rica.

Deja un comentario